portada real.png

Las Gyphobas son monumentos móviles, colmenas  centrifugas en  eterno movimiento, territorios errantes que reptan en cada rincón del espacio y del tiempo, enjambres  invisibles de sonidos. Su imparable movimiento las convierte en seres resonantes, absorbiendo y replicando los rumores que su esponjosa consistencia arrastra consigo.  Son repetidores de sueños y de lucha,  Amplificadores patéticos que desestabilizan las certezas fronterizas y ablandan las maquinas, son acuerdos e incertidumbres, son el paso al abismo de quien cierra los ojos y escucha.

diseño de portada: Lucía Taibo